Cuando quierescambiar el aspecto de tu casa, nada mejor que empezar por la pintura. Hoy en día, el empleo de colores, versátiles y fáciles de aplicar nos ayudan a imprimir personalidad a cada rincón.

Para escoger el tipo de pinturay que el resultado sea impecable, hay que tener en cuenta su capacidad para cubrir y ser lavada. Los productos de calidad alta facilitan el trabajo y garantizan un buen acabado con un menor número de capas.

También resultan muy útiles las pinturas monocapa (basta con una sola aplicación), pero la pared tiene que estar en buen estado y contar con una capa de imprimación. Ten en cuenta que con los colores muy intensos, aunque la pintura sea muy cubriente, necesitarás aplicar varias capas.

Para calcularcuánta pintura necesitas ten en cuenta los siguientes tips:

- Divide los m2 de pared o techo por el rendimiento de la pintura que viene indicado en el envase (o pregunta al vendedor).

- Por cada puerta que tenga la pared debes descontar 2 m2 y por cada ventana 1 m2.

      - Las superficies porosas o rugosas, al igual que las que nunca han sido pintadas absorben un 50% más de pintura. Las imprimaciones evitan que la pared absorba tanta pintura y ayudan a que se fije mejor. En el caso en que la pared ya hubiese sido pintada, el rendimiento de la pintura también dependerá de la similitud o no del nuevo color que quieras aplicar. Colores muy diferentes supone tener que aplicar una capa más.

       - Con un litro de pintura puedes cubrir aproximadamente unos 10 m2 a 12 m2 de pared sobre superficie en buen estado.

Para que la pintura cumpla una función decorativa y te ayude a potenciar o corregir defectos de los ambientes, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Los techos pintados en tonos oscuros hacen que la habitación parezca más baja.
  • Las paredes pintadas con franjas o rayas verticales parecen más altas. Y si son horizontales dan la sensación de ser más anchas.
  • Los colores oscuros reducen un poco la luminosidad, pero realzan el protagonismo de la pared.

Las luces tradicionales aumentan la intensidad del color. Mientras que los halógenos avivan los tonos y los fluorescentes los enfrían.